_DSC3379Dios se hizo visible, como una suave brisa dirigió mis palabras, espero haber sido instrumento para que estos chicos se acerquen, conozcan, amen y respondan a Jesús. Es realmente complejo poner palabras a la relación que uno tiene con Dios y Él contigo. En las miradas de los jóvenes se percibía un deseo de encuentro real con Jesús. No es tanto lo que uno aporta si no lo que te aportan: plantearse en serio la vida y en “clave de Dios”. Termino cuestionando al lector con: “Si te quedasen cinco minutos de vida, ¿Qué te gustaría haberle respondido a Jesús?”.

Muchas Gracias. ¡Gloria a Dios!

Carmen