misionero_español_ebolaEl ébola sigue lamentablemente dando que hablar. Ya han muerto dos misioneros españoles y allá quedan otros muchos, hombres y mujeres, que están luchando a brazo partido contra la enfermedad y su causa má radical que es la pobreza: En muchos casos son misioneros, pero también hay personas de Médicos del Mundo, Médicos sin Fronteras, de Cruz Roja, de Acción contra el hambre ……

Parece que van ya más de 3000 muertos, muchos de ellos niños, ante la pasividad y el silencio de Europa. Escuchamos protestas de algunos grupos, pero fue por la repatriación de los dos misioneros contagiados (¿para qué traer a dos moribundos, y además religiosos?). Las quejas se han convertido en manifestación pública ahora en favor de un perro al que había que sacrificar porque podía estar contagiado. Ya sabíamos que los animales del primer mundo están mejor tratados que las personas de los países pobres. Pero no creíamos que se llegara a tanto. A este paso tendremos que cambiar los contenidos éticos. Por ejemplo: no quieras para tu hermano lo que no quieres para tu perro.

Vivimos en un mundo globalizado, sin fronteras en muchos aspectos. Quiera Dios  que Europa se entere de que hay que frenar el contagio en su origen:  luchando contra la pobreza, fomentando una sanidad digna…. etc. Hay que ir a las  causas.   Para eso, hay que acabar con otro virus más peligroso: el del individualismo y la insolidaridad. Quiera Dios que despertemos. Si no nos despierta el saludable virus de la solidaridad, que al menos nos despierte el menos saludable virus del miedo.

D. Ciriaco Benavente
Obispo de Albacete